era amor

lunes, 7 de noviembre de 2011

Crear, sentir, percibir...


Creo un ser minúsculo,
Creo un corazón que late, que palpita, que transmite vida.
Al principio ni se siente, ni se percibe, pero está ahí,
Está en mi vientre.
Con el tiempo lo siento, lo percibo por momentos,
Momentos que se llenan de risas, de lagrimas, de bienestar,
De expectativas... pero también de miedos infundados,
De desconfianza...fruto de la primera experiencia,
De lo novedoso...
Sigue mi vientre creciendo...
Siento, percibo mi vida, la suya...
Dos corazones al unísono, parecen uno...
Uno convertido en melodía a pasar los dias.
Se acerca mi nueva vida y en ocasiones,
Conecto con ella, y la veo placida y tranquila,
Descansando en su hogar; mi vientre.
Es preciosa, fragil, inocente, quizas demasiado
Para esta vida de guerras, dolor y sufrimiento.
Intentare darle una vida feliz, segura...
Mi sangre, mi palpitar, mi vida es ella.
Y llegan las nueve lunas...
Y mi vida queriendo ver la luz...
Sentimientos encontrados y diferentes,
En distintas vidas pero similares...
Y orgullosa de haber creado:
 LO Mejor y lo Unico que hay de Perfecto en mi: MI HIJA